San Rafael, de de · temperatura:   C

.
Malargue

La agencia espacial europea invertirá en la estación de Malargüe

El grupo llegará a fin de mes y anunciará inversiones por más de 4 millones de euros.

20-04-2017. El próximo 25 de abril una importante delegación de la Agencia Espacial Europea (ESA) recibirá en su estación DSA-3 de Malargüe a autoridades nacionales, provinciales y municipales y Rolf Densing, su Director de Operaciones, anunciará inversiones destinadas a dicha estación, por un monto superior a los 4 millones de euros para 2017.

Importancia para el país y la provincia

La estación cumple un papel relevante en el estudio del espacio profundo, permitiendo la comunicación permanente de las misiones Lisa Pathfinder, Mars Express, ExoMars y Gaia, entre otras.

El anuncio de inversiones por parte de su Director de Operaciones, apunta a poder sostener misiones futuras que requieren la incorporación de tecnologías modernas y así incrementar las capacidades técnicas de la Estación. En ese sentido, la ESA, que tiene acuerdos celebrados con nuestro país desde hace dos décadas, apuesta al trabajo conjunto con la CONAE, para garantizar el correcto desempeño de sus actividades.

 La estación mendocina juega un papel importante en las comunicaciones con las misiones al espacio profundo. Su antena, de 35 metros diámetro, se une a las existentes en Cebreros (España) y en Nueva Norcia (Australia), con lo que la ESA tiene asegurada la comunicación con sus sondas de espacio las 24 horas del día. Esto será de vital importancia en sus misiones futuras como ExoMars 2020, Bepi Colombo, Euclid y Solar Orbiter entre otras.

Estudio del espacio profundo

La antena de Malargüe (de 35 metros de diámetro, 40 metros de altura y un peso de más de 1000 toneladas) cumple un papel relevante en la investigación del espacio profundo: con Lisa Pathfinder, misión de demostración de tecnología para un futuro proyecto de detección de ondas gravitacionales en el espacio, Malargüe realiza labores de recepción de telemetría y telecomando. En otros casos, como durante el aterrizaje de Philae, el módulo de la sonda Rosetta en el cometa 67/P Churyumov-Gerasimenko, las comunicaciones entre la Tierra y la sonda se hicieron a través de Malargüe la cual era la Estación principal de comunicaciones con la misión durante el día (por la noche, esa Estación era la de Nueva Norcia, en Australia).