de de - 00:00 hs
Mendoza

Mendoza DGE Lunes, 12 de Marzo de 2018

DGE entregó kits de cocina y comedor a todas las escuelas albergue y rurales

La adquisición de más de 1.300 juegos se realizó a través del Programa de Mejoramiento de Educación Rural (PROMER II), dependiente del Ministerio de Educación de la Nación.

13-03-2018.

La Dirección General de Escuelas entregó de kits de cocina y comedor a escuelas albergues y rurales de Mendoza, después de haber efectuado visitas a territorio, y evaluar necesaria la incorporación de diversos elementos para comedores y cocinas de las instituciones referidas. Lo hizo través del Programa de Mejoramiento de Educación Rural (PROMER II), que depende del Ministerio de Educación de la Nación, y por medio de la Unidad Coordinadora de Programas y Proyectos.

En total fueron más de 1.300 kits, 848 de cocina (olla, pava, asadera, espumadera, jarra y cuchillos) y 378 de comedor (con 24 elementos cada uno: plato, vaso y cubiertos de acero inoxidable). De esta forma, la totalidad de escuelas rurales recibieron los utensilios para poder cocinar y también la vajilla para que los alumnos se alimenten.

A través de PROMER, que promueve el mejoramiento de las condiciones de funcionamiento de las escuelas rurales en cuanto a mantenimiento y equipamiento escolar, se considera fundamental que para elevar la inscripción de alumnos y fortalecer el vínculo escuela-familia, se deben mejorar las condiciones de convivencia diaria en cada establecimiento.

En ese aspecto, incluir en la provisión de recursos a escuelas aisladas resulta una de las líneas prioritarias del gobierno escolar, a fin de asegurar el acceso, la permanencia y el correspondiente egreso de los estudiantes. Así, es elemental que cada establecimiento los alumnos cuenten con materiales indispensables en los comedores y promover de esa manera el bienestar que merecen dentro de un espacio de equidad.

Cabe destacar la importancia de la formación de hábitos saludables, la prevención y la promoción de la salud integral, basada en la higiene y la utilización de elementos como platos, cubiertos, vasos, etc. Con esto, se consigue que la enseñanza se vuelva una práctica y, de ese modo, y que la labor docente de educar trascienda los límites de la escuela.

Fuente: Prensa Gobernación

    Seguí leyendo en Mendoza