San Rafael, de de · temperatura:   C

Policiales

Imputaron a un empresario ladrillero por el supuesto abuso de tres niñas

El hombre tiene 76 años y tiene hornos en Salto de Las Rosas. Los casos podrían ser más.

10-01-2017. Una mujer, madre de una de las niñas presuntamente abusadas, denunció el pasado 2 de enero en la Comisaría 42 de Salto de las Rosas, que Enrique Morucci –empresario ladrillero de 76 años- había abusado de tres niñas de 8,9 y 10 años de edad.

Seguidamente, personal policial abrió la causa judicial, que cayó en manos de Pablo Peñasco, juez de turno durante la feria de enero. Peñasco ordenó la inmediata detención del Morucci -en su propiedad, ubicada en la ruta 143- luego de que las primeras pericias sobre las víctimas confirmaran los abusos. Murucci fue, entonces, imputado por “abuso sexual gravemente ultrajante en concurso real con abuso sexual en varios hechos independientes”. 

El hombre, pese a ser mayor de 75 años –edad que le permite cumplir prisión domiciliaria-, fue trasladado a la cárcel de Encausado de San Rafael, tras las pruebas que determinaron su competencia psicofísica para ser ingresado en la penitenciaría.

De acuerdo a los datos con que se cuentan hasta el momento, información oficiosa debido a que la causa se instruye bajo secreto de sumario, el hombre –dueño de un quisco- ofrecía a las niñas golosinas y luego las llevaba hasta su propiedad, donde las tocaba (no hubo, aparentemente, acceso carnal, aunque las víctimas aún deben declararlo en cámara gessel –método judicial por medio del que se interroga a menores de edad por parte de psicólogos y trabajadores sociales-).

Las niñas abusadas pertenecen a una comunidad boliviana asentada en Cañada Seca. Sus allegados son, mayormente, trabajadores en los hornos de ladrillos de Salto de las Rosas. En este contexto, usualmente opresivo, se investiga si las familias de las víctimas eran sometidas a maniobras extorsivas por parte de sus empleadores para evitar que las denuncias llegaran a la Justicia.