San Rafael, de de · temperatura:   C

San Rafael

Caso Genaro Fortunato: “Ella dice que no lo vio”, dijo la fiscal

Según Silva habría sido un accidente. Se esperan nuevas pruebas.

12-09-2017. Julieta Silva, la mujer de 29 años que atropelló y mató a Genaro Fortunato —de 25 años— durante la madrugada del pasado sábado, declaró ayer por primera vez ante la fiscal Andrea Rossi y dijo no haber advertido la presencia del joven previo al impacto. Según su versión, entonces, habría sido un accidente. “Es viable”, aseveró la fiscal.

La fiscalía, en tanto, ya ha logrado establecer un primer bosquejo sobre la mecánica del hecho, informó Rossi. Silva subió al auto —estacionado sobre calle El Chañaral—, mientras Fortunato intentaba detenerla (aunque se determinó que en su maniobra disuasiva no subió al capo del vehículo como se supuso primeramente), y emprendió viaje por la misma vía hacia el norte. Luego de haber recorrido 150 metros hizo un giro en U y volvió (según ella declaró, para “buscar” a Genaro). En su regreso arrolló al joven, que había caído en medio de la calle, aparentemente en su empeño de alcanzar al auto cuando éste se alejaba. Silva circulaba por el carril correcto al momento del impacto (la víctima estaba levantándose) y habría frenado sólo después de que un cuidacoches presente le hiciera señas, advirtiéndole sobre lo sucedido.

La fiscal dijo que, de acuerdo a las pericias, el auto llevaba las luces encendidas cuando se produjo el siniestro y el espacio circundante tenía una iluminación “buena”, lo que complicaría la hipótesis del accidente. Sin embargo, aún se espera el arribo de nuevas pruebas, consideradas fundamentales para el esclarecimiento del caso: el resultado del test de alcoholemia realizado sobre Silva tras el hecho, un futuro examen de personalidad, y el relevamiento de las cámaras de seguridad de la bodega Sabot y del interior del boliche Mona Bar, al que la pareja había asistido previamente.

Respecto a la discusión que mantuvieron víctima y victimario (se confirmó ambos mantenían una relación sentimental desde hace tres meses) antes del incidente, la fiscal dijo que la imputada declaró que efectivamente existió. No obstante, evitó dar detalles sobre la versión que Silva relató y sobre el papel que, se sospecha, este acto tuvo en el desenlace final.

Según aseguró Rossi, hay “suficientes pruebas” contra Silva para que permanezca privada de su libertad durante el tiempo que dure el proceso. En base a la investigación, será el juez quien decida luego si el pedido de prisión domiciliaria, ya presentado por la defensa, es aceptado. En tanto, la familia Fortunato ya ha manifestado su intención de presentarse como querellante y se espera que esta pretensión se efectúe en las próximas horas.