San Rafael, de de · temperatura:   C

San Rafael

Los diques locales son seguros, afirman, pero nuevas contingencias pueden traer peligros

Con más de 1000 asistentes, inició el Congreso de Ingeniería Civil en San Rafael; y la seguridad está en el centro de la escena.

12-10-2017. Este martes, con la presencia de más de 1000 estudiantes, inició el Congreso de Ingeniería Civil en el centro Alfredo Bufano de San Rafael.

El evento, que se extenderá hasta el viernes, estará particularmente apuntado al tratamiento y debate en torno a los diques y presas de Mendoza y el país, su estabilidad, futuro y riesgos.

Este foco es apuntalado por la reciente presentación de la Ley de Seguridad de Presas, en la que ORSEP ha trabajado por largo tiempo, y para la que se busca consenso profesional y apoyo gubernamental.

La nueva reglamentación, dijo el ingeniero Rodolfo Dalmati, presidente de la institución, busca el establecimiento de un “marco legal” que ampare a las más de 180 presas y diques argentinos, cuyo control es variado y poco homogéneo. “Pretendemos equilibrar la seguridad”, manifestó.

Consultado sobre este último punto, Carlos Santilli, director de la regional Cuyo Centro de ORSEP, aseguró que el estado de los diques locales es óptimo y no hay situación alguna que auspicie preocupación del organismo. No obstante, dijo, nuevos contextos y contingencias pueden significar desafíos para las presas.

Aunque manifestó que la región no está “exenta” de un terremoto que pudiera causar daños en la infraestructura, subrayó que el riesgo es bajo. “No hay nada que nos indique que una presa con un sismo podría tener una rotura”, afirmó.

En su lugar, expresó, el mayor peligro se desprende de las contingencias meteorológicas. El cambio climático, dijo, puede traer mayores lluvias a la región —que históricamente ha sido seca— y causar problemas. Las roturas de diques no son probables: “Están preparados”, aseveró. Pero un exceso de agua arriba provocaría desbordamientos que podrían ocasionar destrozos a las orillas de las cuencas debajo. “En Tucumán ya pasó”, ejemplificó: “hubo tres tormentas grandes en una misma semana”.

Para evitar inundaciones resultantes de contingencias tales, o subsanar sus daños en caso de que ocurran, explicó Dalmati, el organismo trabaja en “mecanismos” que aplaquen o prevengan las pérdidas materiales o humanas.

Con esta política en mente, dijo, ORSEP ha emprendido programas de capacitación, particularmente centrados en niños, autoridades médicas y miembros de Defensa Civil.

Uno de los planes clave en esta línea incluye una reedición de los viejos mapas de inundación, en base a los cuales —y según un acuerdo con la Municipalidad— se procederá a señalizar vías de evacuación y delinear las zonas peligrosas.

Así mismo, Dalmati se mostró motivado por los nuevos proyectos de diques y sus avances —Portezuelo del Viento, El Baqueano y Los Blancos—. “Hay posibilidades de que haya mucho trabajo en el rubro”, celebró.