de de - 00:00 hs
Mendoza

San Rafael La Colina Jueves, 11 de Enero de 2018

Por iniciativa de los trabajadores, La Colina vuelve a funcionar

La decisión busca reencontrar a la empresa con la normalidad. Pero advierten sobre nuevos paros si el esfuerzo no es correspondido por la administración.

11-01-2018

Los trabajadores de La Colina dispusieron este miércoles un retorno a las actividades tras más de un mes de paros y manifestaciones. Según comentaron, la iniciativa es una entrega altruista que busca reencontrar a la empresa con la normalidad perdida.

Esta decisión, explicaron, nace como respuesta particular de los empleados de La Colina al estancamiento de las negociaciones entre el propietario de la industria y las autoridades provinciales. Es una nueva señal de esperanza de cara al futuro.

De acuerdo a lo establecido por la planta de personal, los 100 trabajadores efectivos y los 180 temporales mantendrán una productividad limitada —de hasta un millón y medio de latas— mientras se destraba la inyección de capital.

El crédito de 20 millones de pesos ofrecido semanas atrás por el Gobierno de Mendoza había sido rechazado por el propietario de La Colina, Walter de Pellegrin, por una presunta negativa a disponer de bienes propios como garantía.

Ahora, la administración de la empresa tramita la venta de una serie de terrenos, cuyos fondos resultantes serían vertidos en breve en la cancelación de las cuantiosas deudas que la industria mantiene con sus empleados y con la AFIP.

Hasta el momento, La Colina ha destrabado el pago de una parte del aguinaldo de los trabajadores efectivos. Los temporarios, en tanto, esperan que la empresa salga del atolladero, aunque algunos muestran resignación, ya no se consideran acreedores: sólo apuntan a sostener sus fuentes laborales.

Pese al retorno de las actividades, que busca ser el primer paso hacia el regreso de la productividad definitiva, sostienen, sin embargo, que si el esfuerzo no es correspondido desde arriba, un nuevo paro podría llegar pronto.

Seguí leyendo en San Rafael