San Rafael, de de · temperatura:   C

Tiempo Libre

Cómo evolucionará el cuerpo humano en los próximos 100 años

Muchos expertos alertan que, en caso de una extinción masiva de la raza humana, el hombre deberá evolucionar para soportar condiciones adversas. Cómo serán los cambios que se asemejan a los de la evolución de primates a humanos.

11-01-2017. La modificación genética le ha otorgado a la humanidad el potencial de hacerse más fuerte, más rápida y más resistente a la enfermedad. Pero cada novedad artificial conlleva el riesgo de generar una nueva clase de "super-humanos". Este, sin embargo, es el riesgo que los humanos deberían correr para sobrevivir a la próxima extinción masiva, según un investigador de la Universidad de Harvard.

Juan Enríquez, un científico mexicano que trabaja como docente en Harvard, sostiene que se necesitarán genes, células y órganos artificialmente mejorados para, en algún futuro cercano, poder salir de la Tierra y vivir en otro planeta.

Enríquez prevé un futuro en el que las células humanas puedan repararse de la radiación, luchar contra los virus mortales como el VIH con facilidad, e incluso esquivar balas. Estas son sólo algunas de las mejoras genéticas que, él sugiere, podrían verse en el futuro y que ayudarían a los humanos a sobrevivir en planetas lejanos. En una reciente charla TED, Enríquez dijo: "Va a ser muy difícil vivir en Marte si no modificamos el cuerpo humano. Las modificaciones nos permitirán explorar, vivir y llegar a lugares que ni siquiera soñamos hoy".

En la historia de la Tierra ha habido cinco eventos de extinción en masa y este investigador argumenta que es muy probable que la raza humana experimente una en el futuro. Supervolcanes, un asteroide o llamaradas solares podrían acabar con la humanidad en sólo un instante. "Si creés que las extinciones son comunes, naturales y normales, y se producen periódicamente, se convierte en un imperativo moral diversificar nuestra especie", dijo Enríquez. "Si la Tierra desaparece, toda la humanidad desaparece".

La modificación genética cambiará el cuerpo humano como se conoce (Shutterstock)
La modificación genética cambiará el cuerpo humano como se conoce (Shutterstock)

El investigador de Harvard explicó entonces cómo la modificación genética podría ser utilizada para mejorar el genoma humano durante el próximo siglo. Él sugiere que los seres humanos podrían un día aumentar el diámetro de las neuronas en su cerebro, por ejemplo, para aumentar los tiempos de reacción. "Teóricamente, esto podría llegar al punto en el que, al instante en que veas un arma apuntándote, podrías esquivar una bala", dijo. "Esta es la magnitud de los cambios de los que estamos hablando".

Las células humanas reprogramadas podrían incluso repararse de la radiación mortal que hay en planetas como Marte. Los pulmones y los tejidos, por otra parte, podrían ser rediseñados genéticamente para reunir más oxígeno en las atmósferas de bajo oxígeno de otros planetas y los tejidos también podrían modificarse para filtrar mejor las toxinas mortales en atmósferas severas.

Este tipo de proceso, según los expertos, tendría que ocurrir antes del nacimiento, utilizando tecnologías de edición genética. Enríquez también sugirió que las células humanas podrían ser reprogramadas para resistir la infección de virus mortales como el VIH.

"Esto se ve muy diferente de lo que somos ahora", admitió Enríquez. "Podría tomarle decenas de miles de años a los seres humanos llegar a otros planetas habitables utilizando la tecnología actual de viajes espaciales. Y para sobrevivir durante tanto tiempo tendríamos que cambiar la escala de tiempo y el cuerpo humano de una manera totalmente irreconocible", dijo.

Juan Enríquez, el científico mexicano de Harvard que estudia la evolución del hombre
Juan Enríquez, el científico mexicano de Harvard que estudia la evolución del hombre

Sin embargo, el científico de Harvard no es el primer experto en especular con cómo la humanidad cambiará en los próximos siglos. Un video creado por AsapScience -el canal de YouTube científico de los canadienses Mitchell Moffit y Gregory Brown- ya describió un hipotético escenario en el que los cuerpos serán en parte humanos y en parte máquinas. "En el futuro, los nanobots se integrarán repentinamente en nuestro propio cuerpo, mejorando nuestras habilidades", explicaron. "Ya no estaremos limitados por nuestra propia fisiología, sino verdaderamente transformados en una mezcla de biología y máquina en nuestro interior".

Mientras tanto, según estos investigadores, los "bebés de diseño" harán que las generaciones futuras se conviertan en personas mucho más inteligentes y físicamente atractivas. "Pero mientras eso nos haga más brillantes, más fuertes y con un mejor aspecto, semejante similitud genética, o falta de diversidad humana, dejará espacio para una nueva y única enfermedad del futuro, que podrá acabar con toda la raza humana".

Además, gracias a que el calentamiento global se apodera lentamente del planeta, los humanos deberán ser más delgados y más altos, según predijeron, ya que de esta forma el cuerpo es más capaz de disipar el calor.

Los rostros también podrán cambiar drásticamente, según señaló el doctor Alan Kwan, que tiene un doctorado en genómica computacional de la Universidad de Washington. Kwan cree que la clave para la evolución futura será el hombre "arrebatando el control" de la forma humana de la evolución natural y adaptando la biología humana a sus necesidades. A medida que la ingeniería genética se convierte en la norma, "el destino del rostro humano estará cada vez más determinado por los gustos humanos", escribió el doctor Kwan, "mientras que las frentes seguirán expandiéndose a medida que los cerebros humanos sigan creciendo".

 
La vista de los humanos cambiará en el próximo siglo para adaptarse a condiciones de otros planetas (iStock)
La vista de los humanos cambiará en el próximo siglo para adaptarse a condiciones de otros planetas (iStock)

La teoría indica que a medida que el hombre alcance el dominio total de la genética, el rostro humano se verá fuertemente sesgado hacia las características que los humanos encuentran fundamentalmente atractivas: líneas fuertes, nariz recta, ojos intensos y colocación de rasgos faciales simétricos. El doctor Kwan también cree que los ojos crecerán muy grandes a medida que la raza humana colonice el sistema solar y la gente comience a vivir en los entornos más oscuros de las colonias, más lejos del sol.

De hecho, para el 2050, un tipo completamente nuevo de humano evolucionará como resultado de la nueva tecnología radical, el comportamiento y la selección natural. Según Cadell Last, un investigador del Global Brain Institute, la humanidad está experimentando una importante "transición evolutiva". En menos de cuatro décadas, Last afirma que la vida se extenderá por más tiempo, los hijos llegarán en la vejez y el humano se entregará a la inteligencia artificial para hacer tareas mundanas. Este cambio es tan importante, según afirmó, que es comparable a la evolución de monos a simios, y de simios a humanos.

"Los 80 o 100 años van a ser radicalmente diferente a los de nuestros abuelos", dijo Last. Algunos científicos evolucionistas incluso creen que la esperanza de vida podría ser tan alta como 120 en 2050. Last predijo que para el 2050, los seres humanos vivirán mucho más tiempo, los robots reemplazarán los trabajos no calificados, las mujeres tendrán niños mayores y la gente tendrá más tiempo para participar en actividades culturales.

Según él, en lugar de vivir con rapidez y morir jóvenes, Last cree que los humanos vivirán lento y morirán viejos. "La sociedad global en este momento es un completo desastre", dijo. "Pero en la crisis hay oportunidad, y en el apocalipsis puede haber metamorfosis". "El reloj biológico no va a estar por siempre", agregó, y dijo que la gente podría detenerlo durante algún tiempo usando tecnología futura.

Cómo seran los humanos en 100 años

– Aumento del diámetro de las neuronas para lograr tiempos de reacción más rápidos.
– Células  que podrían repararse de la radiación mortal.
– Pulmones y tejidos que podrían reunir más oxígeno en los ambientes de bajo oxígeno de otros planetas.
– Tejidos capaces de filtrar rápidamente toxinas mortales y productos químicos.
– Eliminación de enfermedades genéticas, como la fibrosis quística y la enfermedad de Huntington, del genoma humano.
– Células que resisten la infección de virus mortales, como el VIH.
– Piel más oscura para, debido al calentamiento global, resistir mejor los rayos solares.
– Nanobots integrados en el cuerpo.
– Más altura y delgadez como resultado del cambio climático.
– Ojos rojos a causa de mutaciones genéticas.
– Habilidades sobrehumanas por mutaciones genéticas.
– Más inteligencia, fuerza y mejor aspecto.

Fuente: infobae.com