de de - 00:00 hs
Mendoza

Tiempo Libre Farándula Lunes, 12 de Marzo de 2018

Murió Hubert de Givenchy, una leyenda de la alta costura

El diseñador confeccionó el vestuario de la actriz Audrey Hepburn en muchas de sus películas.

12-03-2018

El diseñador de moda Hubert de Givenchy, leyenda de la alta costura conocida por su colaboración con la actriz Audrey Hepburn, falleció a los 91 años, anunció este lunes a la AFP su compañero en un comunicado.

"El señor De Givenchy falleció mientras dormía el sábado 10 de marzo de 2018", informó el también diseñador Philippe Venet. Givenchy diseñó el vestuario de Hepburn en películas como Desayuno con diamantes (1961), las creaciones retratadas por Fred Astaire en Una cara con ángel (1957) y la pieza de encaje y antifaz negros de Hepburn en Cómo robar un millón (1966).

La familia indicó que "en lugar de flores y coronas" el difunto "habría preferido una donación a Unicef en su memoria". El creador en 1952 de la marca Givenchy nació en 1927 en Beauvais (oeste de Francia), de donde se fue a París a los 17 años para dedicarse a la que ya era entonces su pasión.

Empezó trabajando para Jacques Fath y luego sucesivamente para Robert Piguet y Lucien Lelong antes de entrar en Elsa Schiaparelli, donde rápidamente se convirtió en director artístico.

Un papel fundamental en su obra lo desempeñó su encuentro en 1953 con Audrey Hepburn, a la que prestó varios modelos para su película "Sabrina". La actriz sería en 1957 la imagen del primer perfume del modisto francés, "L‘interdit". Otra figura importante que marcó su biografía fue la del costurero español Cristóbal Balenciaga.

Desde su primer desfile en 1952 hasta que abandonó en 1995 la casa de modas que llevaba su nombre, vendida en 1988 al grupo LVMH, Hubert de Givenchy marcó el mundo de la moda por la elegancia de sus creaciones, como el famoso vestido negro que lucía Audrey Hepburn en "Breakfast at Tiffany‘s", en 1961, (Desayuno en Tiffany‘s o Desayuno con diamantes, según los países).

"Entre los creadores que instalaron definitivamente París en la cima de la moda mundial a partir de los años 1950, Hubert de Givenchy dio a su casa de modas un lugar aparte. Tanto en sus vestidos largos de prestigio como en sus atuendos de día, Hubert de Givenchy supo reunir dos cualidades raras: ser innovador e intemporal", reaccionó Bernard Arnault, presidente de LVMH.

Fuente: tn.com.ar

    Seguí leyendo en Tiempo Libre