San Rafael, de de · temperatura:   C

Tiempo Libre

Científicos prueban "bacterias de hamburguesas" para hacer paneles solares que también funcionan en días nublados

El desarrollo de la Universidad de British Columbia, en Canadá, reemplaza componentes electrónicos por otros orgánicos, que convierten el sol en energía usando fotosíntesis.

10-07-2018

Para evitar el problema de los días nublados, y también para mejorar su funcionamiento, investigadores de la Universidad British Columbia, de Canadá, descubrieron un método para mejorar los actuales paneles solares.

En vez de celdas solares electrónicas desarrollaron otras biogénicas (creadas con organismos vivos), que aprovechan los componentes naturales de las baterías para hacer fotosíntesis y convertir la luz del sol en energía.

Los científicos utilizaron la bacteria Escherichia Coli genéticamente modificada para producir una gran cantidad de licopeno, la molécula que da a los tomates su tono naranja / rojo. El licopeno es un excelente tinte natural y es muy bueno para cosechar la luz del sol. Su coloración también es adecuada para un rango más amplio de condiciones climáticas. En algunas zonas de Canadá esto sería importante porque podría capturar la energía solar incluso los días nublados.

Como informó la propia universidad, el equipo recuperó E.coli en un mineral que puede usarse como semiconductor. A continuación, aplicaron la mezcla de bacterias / minerales a una superficie de vidrio. Así, construyeron su célula solar biogénica. Las pruebas mostraron una densidad de corriente de 0.686 miliamperios por centímetro cuadrado, casi el doble del registro anterior para este tipo de células.

"Registramos la densidad de corriente más alta para una célula solar biogénica", dijo el líder del proyecto, el profesor Vikramaditya Yadav. "Estos materiales híbridos que estamos desarrollando pueden fabricarse de manera económica y sostenible, y, con una optimización suficiente, podrían funcionar con eficiencias comparables a las de las células solares convencionales", concluyó.

El equipo de Yadav cree que este enfoque, además de ser más eficiente, será también más económico. ¿El problema? Las bacterias, por ahora, no sobreviven al proceso. Los investigadores ahora trabajan en una manera de mantenerlas vivas, para que pueden producir energía indefinidamente.

Fuente: tn.com.ar